Protegiendo tu identidad en los servicios en línea

el

Activar una cuenta en un servicio en línea conlleva una gran responsabilidad, esa cuenta pasa a formar parte de tu vida, lo quieras o no, se convierte en una extensión de tu propia identidad. Incluso en aquellas cuentas que pretendas usar para pasar desapercibido actuando como un anonimo.

Desde los tiempos del antiguo Yahoo! Messenger, Hotmail Messenger y AIM ya era importante proteger dichas cuentas.

Hoy en los tiempos de Twitter, Instagram, Facebook y Linkedin, donde incluso se almacenan información sensible y personal, parece más importante, porque hoy día se utilizan dichas cuentas hasta para hacer transacciones monetarias y se ha creado toda una cultura de representatividad, donde las personas ya pasan a ser conocidas y reconocidas por dichas cuentas, los periodistas, escritores, personajes politicos, personajes del entretenimiento, son ejemplos de esto.

En Venezuela, se ha hecho práctica común hackearle las cuentas de twitter a personalidades y enviar mensajes “comprometedores” con dichas cuentas. Tan grave es el asunto que el Gobierno está enjuiciando a algunas personas por mensajes de correo electrónico o twitter posteados.

El caso de un reconocido periodista que además de tener varios programas de radio, tiene un blog que ha tenido que cambiar de nombre varias veces porque se lo han hackeado es épico. Con esa imagen presente, debemos considerar aumentar los niveles de seguridad a nuestras cuentas en línea.

¿Como aumentar la seguridad?

Paso 1: Utilice una contraseña distinta para cada servicio en línea que tenga. Si, esto es MUUUUUY tedioso, pero es una de las mejores defensas. Si un sitio se ve comprometido, solo tendrás una contraseña expuesta y solo tendrás que cambiar una contraseña, no 40. Además la administración de las contraseñas puede facilitarse utilizando programas de gestión de claves, como Keepass, Lastpass, entre otros.

Paso 2: Utilice contraseñas robustas. Los días de utilizar tu día de nacimiento, tu número de cédula, el nombre del perro, como contraseñas se acabaron hace rato. Mi recomendación es utilizar la máxima longitud disponible en el servicio que estas utilizando, incluyendo carácteres alfanuméricos, carácteres especiales, símbolos y espacios en blanco. Si el servicio tiene como máximo 15 carácteres, usa contraseñas de 15 carácteres. Esto tambien puede facilitarse con los programas de gestión de claves, como Keepass, Lastpass, entre otros.

Paso 3: Utilice el doble factor de autenticación. Servicios como WordPress, Google, Blogger, Facebook, Twitter, Linkedin, Yahoo, entre muchos otros, tienen disponible el doble factor de autenticación, donde además de la contraseña hace falta introducir un número adicional generado por el servidor y enviado via SMS a tu telefono o a tu correo electónico, o introducir un código generado por una aplicación de tu smartphone.

Paso 4: Hazle mantenimiento a tus claves. Cambia tus claves con frecuencia, por lo menos una vez al mes.

Estos pasos aumenta drásticamente los niveles de seguridad, ya que los delincuentes deben hacer trabajo adicional para robarte la identidad, como por ejemplo, intervenir los telefonos y cuentas de correo con troyanos, antes de poder robarte la identidad en tus cuentas en línea. Estas recomendaciones no son infalibles, pero por lo menos ayudan a aliviar una preocupación.

Aunque ustedes no lo crean, yo aplíco estos cuatro pasos.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s